El “hombre hecho a sí mismo” de la literatura y el cine

A lo largo de los últimos siglos, un tema ha sido recurrente en la literatura y en el cine: el del famoso hombre “hecho a sí mismo” o, dicho de otra forma, el del hombre que se ha ganado su posición a base de esfuerzo y talento. Sin embargo, la literatura ha destrozado en más de una ocasión esa imagen, demostrando que los poderosos de siempre tratan con desprecio y se ríen del que intenta llegar de la nada hasta su posición.

James Dean interpreta de una manera notable a su personaje en la película “Gigante” y demuestra que, por mucho dinero que tengas, jamás podrás ser como “ellos”. Gatsby jamás logra una reputación más que de ladrón y de persona que no debería estar en su posición en la novela “El Gran Gatsby” de Francis Scott Fitzgerald. Heathcliff no es más que un desgraciado que se debe labrar su futuro a base de amedrentar y acobardar a los que antaño se reían de él por sus orígenes en la novela “Cumbres borrascosas” de Emily Brontë. Incluso en “Harry Potter”, la saga de novelas más vendida de la historia, la familia Weasley es repudiada por las familias de dinero y odian verles triunfar o acercarse al éxito en las pocas ocasiones que lo logran, por no hablar, por supuesto, del racismo hacia las personas que provienen de familias no mágicas. 

J.K. Rowling, autora de la famosa saga Harry Potter (bbc.com)

El racismo con Heathcliff por ser gitano, con Hermione por ser muggle; el clasismo con Gatsby o Jett Rink, el personaje de James Dean en “Gigante”. Son todas patas de la misma mesa. El odio al diferente y al que no es de la clase de uno. Los privilegiados siempre han odiado que el pobre y apartado logre una posición de importancia. En el arte se describe la realidad. 

A todos nos apasionan las otras historias. Las historias en las que, a diferencia de las que antes he mencionado, un don nadie se convierte en alguien por su esfuerzo o inteligencia y nadie se extraña o dice nada. Se toma como algo natural. Normalmente, esas historias suelen ser las menos habituales y, aun así, casi siempre se acaba viendo algún tipo de reticencia por parte del acaudalado. 

“El apartamento” (espinof.com)

“El apartamento”, dirigida por Billy Wilder en el año 1960, es probablemente una de las mejores muestras de cómo los poderosos quieren que el pobre medre: aprovechándose de él. El personaje interpretado magistralmente por Jack Lemmon, Baxter, cede gustosamente su apartamento a sus jefes para que puedan ir allí con sus amantes. Se pone enfermo por dormir en la calle, explotan su buena conducta… Pero él lo soporta todo hasta conseguir un ascenso “bien merecido”. Ha conseguido codearse con la élite, listo. Pero no es uno de ellos; lo sabe perfectamente. Está allí, junto a ellos. Pero, en realidad, sigue siendo el mismo pánfilo del que se reían cuando ocupaba un puesto sin relevancia. Y eso, a lo largo de la historia de la literatura, el cine y el arte, se ha visto reflejado de múltiples maneras. 

Los libros, las historias, deben ser un fiel reflejo de la sociedad. Maravillas como “Cumbres borrascosas” o “El Gran Gatsby” son de las mejores novelas de todos los tiempos y muestran a ese tan mencionado “hombre que se ha hecho a sí mismo”, que en realidad quiere decir que es un hombre que ha cometido barbaridades para lograr su fortuna. Heathcliff, Gatsby, enamorados de Catherine, de Daisy, sufriendo y manteniendo un dinero que necesitan para darles las vidas que ellas merecen y, más importante aún, para que su entorno los acepte como unos maridos aceptables. Pero, en esto como en todo lo demás, se dan de bruces con la realidad. Lo importante es el nacimiento, ya vienes marcado para siempre por tu origen. Y eso, por muy duro que sea, es reconfortante verlo escrito por las mejores plumas de la historia. Nos hace ver que, frente al discurso de “eres pobre porque quieres”, algunas de las mejores mentes supieron interpretar a la sociedad de su época, que en poco o nada se diferencia de la actual. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: