EL EMBELLECIMIENTO DE LA DESGRACIA

El periodismo y la literatura siempre han sido dos mundos difíciles de casar. En el siglo XX, múltiples escritores y periodistas trataron de narrar la realidad de una manera poética y no aburrida, siempre siendo fieles a la verdad. Truman Capote con su clásica novela “A sangre fría” construyó un relato que hoy en día se sigue poniendo de ejemplo en las facultades de Periodismo.

La gran problemática de este libro y cualquiera periodístico es la cuestión del embellecimiento de la desgracia. Todos amamos historias duras y dramáticas que se convierten en parte del imaginario colectivo, pero no son reales, no han ocurrido de verdad. Jugar, de algún modo, con las víctimas de desgracias humanas no deja de ser un fino equilibrio encima de una cuerda muy estrecha. Por un lado puede servir para entender cómo funciona la mente humana y por qué ocurren ciertas cuestiones; pero, por otro lado, los nombres de las familias implicadas quedas impresos para goce y disfrute del lector para toda la eternidad.

La historia que se cuenta en “A sangre fría” conmovió la sociedad estadounidense: el asesinato de una familia de clase media sin aparente motivación. La novela discurre entre la investigación para encontrarlos y la huida de los asesinos. Muestra la fascinación por uno de ellos, con una vida de película y que removió la conciencia estadounidense. El final de la historia era el único que podía tener y, por otra parte, con una rápida búsqueda en Google se encuentra qué pasó con ellos.

Hoy en día, que se cuestiona hasta el límite casi cualquier forma de periodismo, se puede analizar cómo se veía la información en esa época y en la nuestra. Una novela así sería casi impensable en nuestros días y, sin embargo, es difícil decidir si es algo positivo o negativo. La capacidad de creación y de invectiva se ven mermadas por la falta de libertad de expresión moral, que no legal, en muchos ámbitos de nuestra sociedad. La historia de estos asesinos y su aventura siguen dando mucho que pensar.

Primera página de “A sangre fría”

La novela es atrayente y engancha desde el principio. Describe estupendamente todas las situaciones y el lector siente estar viendo una película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: