EL FRÍO DE LA CALLE

Charles Bukowski es la sencillez en la escritura y el dolor en lo que cuenta. Tenía una forma de escribir y de ver el mundo tan características que jamás ha habido un escritor que refleje mejor el sentir de la gente que sufre en la calle y en la sociedad. Y es que nadie mejor para contar desde el frío de la calle lo que se siente. Los escritores que no hemos sufrido la vida de vagabundo difícilmente podemos ser fieles a esas sensaciones.

Charles Bukowski (sacada de muyinteresante.es)

“La senda del perdedor”, novela autobiográfica, relata la más tierna infancia de Hank Chinaski, al que parece que un sino adverso no quiere dejar avanzar en la vida. De la manera más cruda y cruel, sin escatimar detalles escabrosos con palabras gruesas, Bukowski hace crecer a su personaje en una nube de toxicidad que nunca se disipa. Ni siquiera cuando al fin es independiente, y puede dejar atrás su pasado, Hank consigue algo de lo que se propone. Se ve mermado con trabajos absurdos y decadentes, llenos de gente envidiosa, mientras él solo piensa en la botella de vino de después. La senda que sigue desde niño marca su futuro, tal y como es en la vida real. El escritor no adereza la realidad con purpurina de colores reflejando que todo puede ir a mejor. El lugar en el que naces y el camino que te ves obligado a llevar condiciona gran parte de tu futuro. La suerte es esquiva con los desgraciados de cuna.

El final del libro solo es el comienzo del viaje del Hank escritor, su alter ego. En la realidad, Charles Bukowski no se hizo famoso hasta los 50, pasando toda su juventud de trabajo basura en trabajo basura. La suerte y el azar hicieron que un editor se fijara en él y pudiera salir de esa miseria en la que millones ven su vida desperdiciada por la senda por la que les ha tocado discurrir. Este libro sirve para ser consciente de las escasas oportunidades que tienen los que nacen sin un padrino que les haga ir ascendiendo puestos en la escala social. Por venir precisamente de lo más bajo es reconocido y admirado Charles Bukowski; porque sabía perfectamente que jamás se podría quitar el frío de los huesos de las siestas en los bancos congelados de invierno. Aun teniendo dinero jamás sería otra cosa que un personaje no aceptado por las personas que creen ese cuento de la igualdad de oportunidades para todos. Bukowski les recordaba a muchos que sus vidas no valían ni valdrían nada y eso es duro de aceptar. Y cuando digo valer me refiero a la visión por parte de la sociedad moderna de la vida, en la que si no consigues dinero es porque eres un fracasado.

Libros de Charles Bukowski (sacada de eligeunlibro.blogspot.com)

“La senda del perdedor”, en definitiva, es un fresco exhaustivo y malhablado de una vida tambaleante entre seres que se creían mejores por el mero hecho de su nacimiento en un lado de la barrera y no en otro. El escritor de los marginados y los desdichados no tenía pelos en la lengua para relatar la realidad sin florituras ni intentos de adornarla y hacerla bella. El escritor de la no belleza sabía que su hecho diferencial era la verdad sin flores.

La primera hoja de “La senda del perdedor”

La prosa de Bukowski es cortante y directa. Sus frases extremadamente cortas pueden sacar a uno de la historia hasta que se acostumbra. Merece mucho la pena leer cualquier obra de este gran escritor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: