EN EL CAMINO A LA NADA

¿Quién no ha soñado nunca con escaparse de todo lo conocido y viajar conociendo otros mundos y sociedades? Correr y no parar hasta descubrir que todo lo que había vivido hasta entonces no significaba nada. Coger el coche y surcar las carreteras de países que no has oído nombrar. De algún modo, ese sentimiento que todos hemos tenido se ve representado en “En el camino” de Jack Kerouac. El autor, una de las grandes inspiraciones del movimiento “hippie” de los 60, relata una historia autobiográfica, basándose en las aventuras que vivió con sus amigos poetas de la famosa “generación beat”.

Generación beat (sacada de lamaquinamedio.com)

La juventud, los sueños, la droga que tantos de ellos truncó… Todo ello creó una red de personas con unos valores nuevos y diferentes; la mayor revolución de valores de la historia, probablemente. El movimiento “hippie” y su nueva sociedad bebió de los escritos de Kerouac y sus amigos Allen Ginsberg y William Burroughs. De algún modo, durante los años 50 la crisis existencial fue enorme: tras el horror de la guerra mundial y con perspectivas cercanas de otra, la juventud se apoyó en iconos nuevos y diferentes como, por ejemplo, el actor James Dean. Necesitaban nuevas figuras para comprender qué era lo que pasaba. Todo ello desembocó después en los grandes movimientos antimilitaristas, entre otros.

Jack Kerouac (sacada de wikipedia)

Hoy en día, esos pioneros en muchos movimientos sociales siguen marcando el futuro y el modelo de sociedad que queremos. Un sistema en el que todo el mundo sea libre de hacer lo que quiera. Un sueño imposible y de caos, pero sin el que mucha gente no podría adaptarse en una sociedad sin posibilidad de cambio y utopía. Los años 50 y 60 del siglo pasado siguen siendo mitificados y recordados en parte, únicamente la parte positiva, sin pensar en las miles de familias rotas por la droga, por ejemplo. Al fin y al cabo, ¿qué queda después de un cambio tan grande? A día de hoy, el espíritu de lo positivo.

Una novela de aventuras moderna y de rebeldía. Lo nunca visto en una historia del mundo repleta de servidumbre y represión. La esperanza nació en muchas cabezas con novelas como ésta. Merece la pena ver que, incluso cuando parece que todo se desmorona, la llama puede prender en cualquier parte y de cualquier forma. Kerouac creó una de las obras maestras del siglo XX tan solo contando sus locuras de juventud. Aun hoy en día sigue inspirando a miles de personas alrededor del mundo.

Primera parte de “En el camino”

La novela se hace larga en ocasiones, con excesivos rodeos. Al llegar al final, sin embargo, el lector experimenta que casa detalle ha contado para algo en la gran construcción narrativa que crea Jack Kerouac. Una gran historia que merece la pena leer por toda la importancia que tuvo en movimientos juveniles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: