LOS SERES HUMANOS Y LAS PERLAS

En este instante, mientras yo escribo y mientras tú lees, hay alguien en el mundo haciendo cualquier cosa posible: suicidándose, comiendo, bebiendo, durmiendo, teniendo relaciones… Los seres humanos tenemos unas necesidades, acciones, actitudes que son siempre las mismas. Da igual el país, la edad o el género. Siete mil millones de personas se pueden resumir en unas pocas acciones que se pasan haciendo toda su vida. Al margen de esas acciones necesarias, el escaso tiempo que queda en medio es el que tenemos para desarrollarnos y ser diferentes a los demás.

John Steinbeck (Wikipedia)

En “La Perla” de John Steinbeck, los más bajos instintos de los seres humanos quedan al descubierto. Unos colonizadores y unos colonizados sirven como contexto ante la gran lucha que enfrenta y a la vez une a las personas. El personaje principal, Kino, un indígena con un niño pequeño, vive en la más absoluta indigencia con su mujer. La búsqueda de perlas en la costa de la aldea es de los pocos sustentos económicos que tiene la familia.

Los colonizadores desprecian y maltratan a los primeros pobladores de esos lares. El desprecio a los demás por ser algo diferente es una práctica extendida a lo largo de milenios. Hoy en día, por supuesto, se sigue demostrando en varios ámbitos. El bebé de Kino, Coyotito, necesita ayuda, pero el médico blanco no se interesa por ayudarle hasta que la familia tiene la capacidad económica. E incluso en ese momento, el médico les quiere estafar. El dinero obnubila a nuestra especie y lastra nuestra convivencia, como muestra el relato. Y es así hoy en día.

Portada de “La Perla” (sacada de libreria-alzofora.com)

El racismo, el odio, el egoísmo y el propio lucro en detrimento de los demás, acciones humanas que se repiten hasta la saciedad, quedan estupendamente retratadas en este relato largo o novela corta de John Steinbeck. El ganador del premio Nobel, muestra de manera sencilla y conmovedora, los sueños de grandeza pequeña y humilde de Kino con respecto al futuro de su repentina fortuna. Solo le interesa el que su hijo pueda estudiar igual que los demás niños para que pueda tener un buen futuro. Y, para ello, está dispuesto a dejar todo atrás y a no confiar en nadie. En un mundo hostil y que no comprende, Kino es lo bastante inteligente para saber que los demás seres humanos ansían lo que él acaba de conseguir. Es lo bastante listo para saber que no lo es y que no se debe fiar de lo que le digan.

Una perla (tererocha.com)

Mientras yo escribo, mientras tú lees, mientras John Steinbeck escribía su magnífica novela, miles de Kinos sufrían el asedio de la sociedad por los impulsos humanos. Miles de médicos o personas ponían por delante el dinero a las demás cosas. Miles de seres soñaban con un futuro mejor ante un mundo que les es injusto. Por ello, la sencilla historia de Kino es una historia universal y atemporal. La lucha entre las distintas concepciones de nuestro mundo, condicionadas siempre por los más bajos o más altos deseos, siempre han actuado y siempre actuarán sobre la faz de la tierra. Los humanos debemos tener en cuenta esto al considerar las razones por las que actuamos. Es fundamental la reflexión en torno a quién somos, con nuestras necesidades gemelas a las de los demás y en torno a lo especial que nos distingue de entre los otros siete mil millones de seres.

Comienzo de “La perla”

En caso de no saber qué leer y no tener demasiado tiempo o demasiadas ganas, “La perla” es una maravillosa opción. Produce una lectura placentera y es una novela muy corta, con una acción muy rápida y condensada. La primera hoja se lee inmediatamente y engancha de tal manera que en una sola tarde se puede terminar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: